Afirmar que nos encanta Seúl sería pecar de humildes. La capital de Corea del Sur es una megalópolis que lo tiene todo para que la pases increíble durante tu visita. Nosotros tuvimos la suerte de haber podido pasar una semana en esta ciudad. Es por eso que, en este post, vamos a repasar algunos de los lugares que debes acudir si vas a visitar Seúl en 2 días. Eso sí, nos vamos a centrar en lo que nosotros hicimos en nuestro segundo día en Seúl ya que creemos que es un planazo para pasar un día de lo más completo. Así que, si acabas de llegar hasta aquí, mejor que empieces por nuestro post sobre qué ver y hacer en Seúl en 1 día.

Volviendo a lo que nos ocupa, Seúl es una ciudad que lo tiene todo bajo nuestro punto de vista. Es una ciudad que, a nivel cultural es súper interesante. Además, también es una ciudad muy moderna pero que también que lucha por conservar sus tradiciones. En definitiva, una ciudad que se ha puesto muy de moda. Y no nos extraña nada, de hecho, tenemos un post en el que repasamos las razones por las cuales creemos que Corea del Sur se ha puesto de moda entre los viajeros.

No nos enrollamos más, ven a descubrir con nosotros algunos planes muy buenos para visitar Seúl en 2 días que a nosotros nos encantaron.

Museo Nacional de Corea

Exterior del Museo Nacional de Corea, una de las visitas que hacer si vas a visitar Seúl en 2 días.
Exterior del Museo Nacional de Corea. ©Nimman

De la misma manera que hicimos en Singapur y en muchos otros países. Acudir a los museos nacionales es una manera excelente de adentrarse a fondo en la cultura de un país y conocer un poco más sobre la historia que hace a cada país diferente y único. Es por ello que, tras un primer día de reconocimiento para aclimatarnos a Seúl. En este segundo día, no nos podíamos perder la visita al Museo Nacional de Corea.

Iniciando la mañana antes de llegar al Museo

Eso sí, antes de llegar al museo, creemos que necesitamos deciros dos cositas para que tengáis un poco de contexto. En primer lugar, estuvimos en Seúl la primera semana de febrero, es decir, en invierno. Por si no lo sabíais, en Corea del Sur en invierno hace realmente mucho mucho mucho frío. Y, en segundo lugar, como ya habéis podido ver si sois asiduos a este blog y os habéis leído nuestro post sobre nuestros desayunos preferidos en el mundo, nos encanta desayunar.

Teniendo en cuenta lo anterior, tenemos que admitir que esa fría mañana de febrero nos costó despegarnos de las sábanas más de lo que nos hubiera gustado. Es por ello que, más tarde de las 10h00 salimos de nuestro hotel dispuestos a ver que nos podía ofrecer para desayunar el 7Eleven más cercano. No quiero sonar osado pero, en tu viaje por Asia, no puedes perderte en ningún país la experiencia 7Eleven. Estas pequeñas tiendas de conveniencia te pueden salvar más de alguna comida y a muy buenos precios.

Así que, tras desayunar algo rápido, nos dirigimos a agarrar el bus en dirección al Museo Nacional de Corea. Al llegar, ya desde fuera nos pareció un edificio contemporáneo precioso y enorme. Además, lo que más me gustó del exterior es que se puede ver de fondo Namsan Tower (también conocida como N Seoul Tower).

Con un frío que se nos metía por las entrañas, nos dirigimos hacia la entrada de este museo listos para descubrir las maravillas de la cultura coreana.

Breve historia y organización del Museo

La historia del Museo Nacional de Corea es algo curiosa ya que fue el Emperador Sujong que estableció el primer museo en Corea llamado Museo de la Casa Imperial en 1909. Buena parte de la colección que albergaba este museo es con la que también cuenta el Museo Nacional actualmente. Asimismo, durante la cruenta guerra de Corea, más de 20.000 piezas de dicho museo fueron trasladadas a Busan para evitar que fueran destruidas.

Al acabar la guerra, el museo ha ido trasladándose de ubicación en ubicación hasta el año 2005 en el cual se instaló definitivamente en el edificio actual que se encuentra en Yongsan.

En relación con la organización de este museo, por un lado, está la exhibición permanente que fue la que visitamos nosotros. Y, por otro lado, en la puerta de enfrente se encuentra una sala de exposiciones temporal cuyas exposiciones suelen ser súper interesantes. Por lo que, os recomendamos que visitéis la página web oficial por si pudiera haber una exposición que fuera de tu interés.

Nuestra experiencia visitando el Museo Nacional de Corea.

En nuestra experiencia, si vas a visitar Seúl en 2 días, tienes que entrar a este museo. A nosotros, lo primero que nos impresionó es la belleza del edificio por dentro. De hecho, nos encontramos con un grupo que estaba tomando clases de fotografía en el interior del edifico por la buena luz que había.

Interior del Museo Nacional de Corea.
Interior del Museo Nacional de Corea. ©Nimman

Respecto a la visita propiamente dicha, el museo se divide en tres plantas. La primera planta está dedicada a la Historia Antigua y a la Prehistoria. Dicha planta está repleta de diferentes objetos prehistóricos encontrados en excavaciones en Corea así como otros elementos como ornamentos reales súper lujosos pertenecientes a la época Silla y Goguryeo.

En la segunda planta, podrás encontrar, por un lado, la galería de las donaciones y, por otro lado, la galería de caligrafía y pintura. La verdad que lo que más nos sorprendió de esta planta fue la parte relativa a la caligrafía. Es una auténtica gozada poder ver con tus propios ojos obras tan antiguas que conservan su perfección. Y es que, por estos lares, la caligrafía es un arte milenario.

En la tercera planta, se encuentra la galería escultórica y de artesanías. Más de 600 piezas que representan la cultura coreana a través de los años. De hecho, en esta planta podrás ver el Bangasayusang, un ornamento real que es considerado el Tesoro Nacional de Corea nº83. Ya que estás aquí, asegúrate de no perdértelo.

En definitiva, tuvimos una experiencia que nos encantó. Pudimos aprender un montón de cosas sobre la historia y la cultura coreana que nos permitió los días posteriores tener más conocimiento sobre la cultura y poder entender un poco mejor todo lo que visitábamos. Nosotros le dedicamos unas 2h30 aunque sí solo quieres ver lo más importante, con que le dediques 1h30 creo que sería suficiente. Por otro lado, si quieres saber más sobre este museo u otros museos que visitar, te dejo aquí nuestro post en el cual os recomendamos los mejores museos de Seúl.

Horario: Lunes, martes, jueves y viernes de 10h00 a 18h00; miércoles y sábados de 10h00 a 21h00.

Entrada: Gratuita.

¿Cómo llegar? Las paradas de metro más cercanas son Ichon y Seobinggo.

Pollo frito en Corea del Sur

Dos tipos de pollo frito del KFC. Una experiencia totalmente diferente al resto de KFC en el mundo.

Quizás os pueda parecer extraño o curioso pero, el pollo frito en Corea del Sur es una auténtica religión. La verdad que nosotros descubrimos este hecho recientemente y nos sorprendió muchísimo ya que nosotros asociamos el pollo frito a los estados del sur de Estados Unidos como Louisiana o Georgia.

Pero nada mejor que viajar para aprender, aunque sea estas pequeñas cosas como que el pollo frito en Corea del Sur es realmente famoso. De hecho, nosotros lo hemos incluido en nuestra lista de 10 platos imprescindibles que probar en Corea del Sur.

El hecho que el pollo frito sea tan famoso en Corea tiene que ver principalmente con la cultura del trabajo que existe en dicho país. Es bien sabido que, los coreanos tienen que hacer frente a jornadas maratonianas de trabajo que, a menudo, acaban con la “obligación” social de ir a cenar con tus compañeros y jefes. En este sentido, durante esas cenas se consume mucho alcohol, siendo el pollo frito uno de los acompañamientos ideales para que el alcohol pegue un poquito menos fuerte.

Por nuestra parte, saliendo sobre las 14h00 del museo, nos dirigimos hacia Hongdae donde decidimos probar el famoso pollo frito coreano. Seguro que hay muchas opciones mejores y más caseras por así decirlo pero, nosotros, nos decantamos por KFC.

Huelga decir que el KFC en Corea del Sur no tiene nada pero nada que ver con cualquier KFC que haya en el mundo. Aquí vas a tener sabores totalmente variopintos para nuestros paladares occidentales. Nosotros nos pedimos pollo frito con miel y ajo y pollo frito con salsa picante típica coreana. En mi opinión, tanto uno como otro fueron espectaculares. Sin embargo, para Alejandra, el de miel y ajo fue demasiado ya que no le suele gustar la comida dulce cuando se supone que tiene que ser salada. En todo caso, si vas a visitar Seúl en 2 días, asegúrate que pruebas el pollo frito aunque solo sea una vez.

Descubriendo Hongdae, el barrio de moda que no te puedes perder en Seúl

Si solo puede visitar Seúl en 2 días, tienes que venir a pasear por Hongdae cueste lo que cueste. Como ya hemos dicho al principio, Seúl es una ciudad muy moderna en la que todo el mundo tiene cabida.

El barrio de Hongdae que, en realidad, es una abreviación de Hongik Daehakgyo (Universidad de Hongik) es el barrio bohemio y juvenil por excelencia en Seúl ya que se encuentra entre dos universidades. Es el lugar donde gran parte de la juventud en Seúl va a entretenerse, comprar y, en general, disfrutar del ambiente de sus calles.

Cafés temáticos en Hongdae

Otra de las curiosidades de Corea del Sur que nos encanta es que es el único país en Asia en el cual el consumo de café es superior al del té. Es por ello que, Corea del Sur tiene una cultura del café que verás en pocos países en el mundo. De hecho, Seúl es la ciudad con más cafeterías por cápita en el mundo.

Es por ello que, en Hongdae encontrarás cafeterías de todo tipo. Desde cafeterías temáticas dedicadas a Hello Kitty o cafeterías en las cuales podrás acariciar gatitos hasta cafeterías algo zen para que puedas ir con tu ordenador a trabajar o a estudiar.

Otro elemento curioso respecto a las cafeterías en Seúl es que no tienen los horarios de cafetería a los que nosotros estamos acostumbrados. Suele ser común, por ejemplo, que las cafeterías se mantengan abiertas hasta muy tarde por la noche y cierren como a las 00h00.

Arte callejero en Hongdae

Un barrio sin arte callejero no puede ser considerado un barrio bohemio. Así que, si paseas por Hongdae estamos seguros que podrás disfrutar de todo el arte que tiene que ofrecer esta parte de la ciudad.

Durante toda la semana pero, sobretodo, durante el fin de semana, es cuando te vas a encontrar con más artistas callejeros haciendo sus números. Huelga decir que, tienen un nivel realmente impresionante y es que, en Corea del Sur el entretenimiento es una industria muy potente y, según tenemos entendido, grandes empresas se pasean por las calles para reclutar talentos.

Además de los artistas callejeros, en Hongdae podrás encontrar pequeñas galerías de arte y pequeñas tiendas de artesanía con cosas muy muy bonitas. Nosotros porque no tenemos un domicilio fijo y no podíamos llevar más peso en la mochila. Si hubiéramos podido, hubiéramos arrasado con todas las cosas que vimos en Hongdae y que nos encantaron.

Compras en Hongdae

Cuando vayáis a Corea del Sur, es probable que os quedéis un poco sorprendidos sobre lo bien que visten los coreanos en general. El estilo que tienen, particularmente, me encantó.

Lo bueno de Hongdae es que te podrás encontrar con tiendas de pequeños diseñadores coreanos, con tiendas de ropa de segunda mano. Así como, con tiendas de ropa de marcas algo más conocidas. En definitiva, es un excelente lugar para soltar un poquito la cartera y comprar ropa que estamos seguros no encontrarás en otros lugares del mundo.

Además de la ropa, encontrarás muchas tiendas de cosmética coreana y otro tipo de tiendas con artículos más artesanales.

Poco más podemos decir de Hongdae, es un barrio que nos encanta no solo por lo que acabamos de mencionar sino, sobretodo por algo que no se puede describir que es el ambiente del barrio. Así que si vas a visitar Seúl en 2 días, ponlo en tu lista y no te lo pierdas.

Acabando el día en Hongdae

Así como de repente, se hizo la noche en Hongdae. Cuán rápido pasa el tiempo cuando estás feliz y disfrutando de todos los estímulos que una ciudad como Seúl te ofrece. Ojalá hubiéramos podido detener el tiempo un ratito para poder disfrutar solo un poquito más del ambiente de ese sábado de febrero en Seúl.

Como aún no podemos detener el tiempo, nos conformamos con poder escribir este blog y poder revivir nuestros viajes de nuevo. Lo decimos siempre, pero la magia del viajar está en las cosas más pequeñas como un paseo por Hongdae.

Volviendo otra vez a nuestro relato, el frío volvía a hacer de las suyas y ya cada vez se hacía más tarde. Así que, vimos un sitio donde preparaban el ramen con un caldo casero bien picante para calentarnos un poquito así que allá que fuimos para cerrar nuestro segundo día en Seúl. Un día sencillo pero que jamás olvidaremos.

Esperamos que este post os haya dado algunas ideas para visitar Seúl en dos días. Si tenéis alguna duda, no dudéis en escribirnos. Además, estamos ya preparando nuestro post sobre nuestro tercer día en Seúl y también sobre nuestra excursión a Suwon (sale mal). Si no te lo quieres perder, suscríbete a nuestra newsletter para más. Con esto nos despedimos y…

¡Hasta el próximo viaje!

[mailerlite_form form_id=1]

Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/u673504123/domains/nimmantravel.com/public_html/wp-content/themes/wpzoom-derive/comments.php on line 82

Deja tu comentario, nos dará mucho gusto leerte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.