Tras pasar 2 días maravillosos en Gdánsk y siguiendo con la bitácora de nuestro itinerario de 10 días en Polonia, hicimos una parada intermedia de 1 día de camino a Varsovia en la preciosa ciudad de Torun. Para los que nunca hayan escuchado hablar de esta ciudad, se trata de una ciudad medieval que tuvo la fortuna de no ser destruida durante la Segunda Guerra Mundial. Por lo que, a diferencia de muchos otros lugares en Polonia, no tuvo que ser reconstruida. Además, en esta ciudad nació el famoso Nicolás Copérnico. En definitiva, un lugar muy interesante que nos ha encantado y sobre el cual te contaremos qué deber hacer si pasas 1 día en Torun.

¿Cómo llegar a Torun?

Aunque Torun tiene un aeropuerto muy pequeñito, llegar a esta ciudad en avión no es la mejor opción. Las mejores opciones para conectar con Torun son, sin duda, el tren y el autobús.

Ya sea desde Gdánsk, Varsovia o Poznan, podrás llegar a Torun en autobús gracias al muy buen servicio que tiene Flixbus. El cual, a nosotros nos ha encantado y es el que hemos utilizado durante todo nuestro viaje a Polonia.

En el caso que no te gusten los autobuses, también tienes la opción de viajar en tren, los cuales funcionan también muy bien. Aquí te dejamos la web de la compañía de trenes polaca para que los puedas reservar.

Sea como sea, te recomendamos que compres los billetes en línea con algo de antelación para evitar tener sorpresas desagradables.

Aprovechando la mañana para conocer el centro histórico

Tras algo más de dos horas de trayecto, llegamos a la estación de buses de Torun, la cual se encuentra a unos 5-10 minutos caminando del centro. Como solo nos íbamos a quedar 1 día entero en Torun, decidimos aprovecharlo al máximo y empezar nuestra visita desde el momento en el que pusimos un pie en la ciudad.

Plaza de la Ciudad Nueva

Antes de entrar prácticamente de lleno a la ciudad vieja, pasamos por delante de la conocida como Iglesia de la Guarnición, la cual fue construida a finales del siglo XIX. Ésta sirvió, al inicio, como iglesia protestante para los soldados que estaban apostados en la fortaleza de Torun. Por esta misma razón, tiene un estilo algo diferente del resto de iglesias que podrás ver en la ciudad. Lamentablemente, no pudimos ver su interior neoclásico porque había misa y, por respeto, no era el momento de hacer la visita.

Iglesia de la Guarnición de Torun.
Iglesia de la Guarnición. ©Nimman

Siguiendo camino hacia la Ciudad Vieja, a dos calles, nos encontramos con la Plaza de la Ciudad Nueva, en la cual había un mercado bien local de frutas, verduras, quesos, embutidos y otros productos polacos. Como no podía ser de otra manera, dimos una vuelta y se nos empezó a hacer la boca agua con los quesos. Además del mercado, se trata de una plaza muy tranquila con una pequeña iglesia muy bonita.

En general, se puede decir que merece la pena acercarse hasta aquí si estás 1 día en Torun. Aunque sea para ver el ambiente y sentarte un rato en la plaza. Puedes también entrar en la iglesia o sentarte en alguna terraza a tomar un café o una buena cerveza polaca.

Transacción en el mercado que se monta cada domingo en la Plaza Nueva de Torun.
Mercado en la Plaza Nueva de Torun. ©Nimman

Calle amplia (Szeroka)

Ya con algo de hambre después de ver el mercado, nos dirigimos hacia la Calle amplia (Szeroka, en polaco). Se trata de la principal artería comercial de la ciudad y una calle que seguramente recorras de arriba a abajo durante tu visita de 1 día en Torun.

En este primer recorrido que hicimos nosotros, nos paramos a descansar y a tomar algo en la Chocolatería Café E. Wedel y la verdad que todo estaba muy rico y bastante bien de precio. Nosotros no lo sabíamos cuando nos sentamos pero, E. Wedel es la marca de chocolate más famosa de todo Polonia y nosotros diríamos que con razón.

Además de la chocolatería, en esta calle te vas a encontrar con tiendas muy interesantes en las que poder comprar souvenirs o simplemente conocer un poco mejor lo que le gusta comprar a los polacos.

calle amplia

Plaza de la Ciudad Vieja

Después de esta primera parada en la chocolatería, entramos en el lugar más importante y, probablemente, más bonito de Torun: la Plaza de la Ciudad Vieja. No se puede decir que has estado en Torun, si no visitas esta plaza, la cual tiene varios lugares de interés que te vamos a explicar a continuación.

En primer lugar, por si no lo sabías, Nicolás Copérnico nació en esta ciudad y tiene una estatua suya en la plaza. Es uno de los highlights, así que siempre suele haber bastante gente echándose la foto.

Justo detrás de la estatua de Nicolás Copérnico, se encuentra el precioso edificio del Antiguo Ayuntamiento de Torun, el cual fue fundado en 1594. ¡Ahí es nada! Actualmente, se puede visitar por dentro ya que es la sede del Museo de Historia Nacional. Una visita que si tienes más de 1 día en Torun, sería interesante hacer.

Además del edificio del ayuntamiento, en nuestra opinión, el otro edificio que destaca es el edificio de correos que es el que se encuentra al lado de la Iglesia del Espíritu Santo. Probablemente nuestro edificio favorito de Torun. En cuanto a la iglesia, se trata de una construcción muy sobria debido al hecho de las disputas entre católicos y protestantes en el momento de su construcción. Quizás, el lugar que menos destaca de toda la Plaza de la Ciudad Vieja.

Pero, más allá de los edificios de esta plaza, lo bueno de visitar esta plaza en tu visita de 1 día en Torun es también disfrutar del ambiente que se respira, máxime si vas en fin de semana. Poder sentarte a comer o cenar en alguna de las terrazas, echar un ojo a los puestos de souvenirs. Intentar vivir la ciudad.

El edificio de correos de Torun es uno de los lugares que visitar en 1 día en Torun
Edificio de correos en Torun. ©Nimman

Castillo de la Orden Teutónica

Tras visitar la Plaza de la Ciudad Vieja y hacer una pequeña para para comer, volvimos a recorrer toda la Calle amplia para dirigirnos a nuestro alojamiento para dejar las mochilas. Como nos encontrábamos al lado del Castillo de la Orden Teutónica, decidimos perdernos por ahí un rato y ver qué tal.

Lo que queda actualmente del castillo son unas ruinas que están bastante bien conservadas y que están construidas en un lugar estratégico pero, más allá de eso, no hay nada que podamos destacar. Al estar todo cerca, puedes pasarte por ahí pero si no lo ves tampoco pasa nada.

Lo bueno, en nuestra opinión, es perderte por las calles aledañas al castillo y después bajar hacia el Río Vistula y dar un paseo por el río. Sobretodo si no vas en invierno ya que es en las otras épocas del año donde habrá mejor ambiente, sitios para tomar algo y podrás disfrutar también de las vistas hacia la ciudad vieja.

Parte exterior del Castillo de la Orden Teutónica en Torun.
Castillo de la Orden Teutónica. ©Nimman

Torre inclinada

Si partes desde el Castillo de la Orden Teutónica y vas siguiendo el camino del río. Antes del final de la ciudad vieja, vuelve a entrar camino de otro de los lugares que tienes que visitar en tu viaje de 1 día en Torun: la Torre Inclinada.

Ésta es una torre medieval construida en el siglo XIII como estructura defensiva que se encuentra inclinada. Una visita muy divertida pero que tardas muy poco tiempo en hacerla. A menos que, te interese entrar dentro de la torre por unos 5 zlotys (algo más de 1€) para ver armaduras y armas medievales.

Museos que no te puedes perder en 1 día en Torun

Una vez hagas todas las visitas que hemos comentado en este post sobre 1 día en Torun, seguramente te de algo de tiempo para visitar alguno de los 2 museos más importantes de la ciudad. Por un lado, alguno de los 2 museos relacionados con las galletas de jengibre y, por otro lado, el Museo de Copérnico.

En cuanto a los museos de las galletas de jengibre, hay 2 que ofrecen prácticamente lo mismo: el Muzeum Piernika y el Muzeum Torunskiego Piernika. Nosotros fuimos al segundo y creemos que es la mejor opción pero también dependerá de los horarios que tengan para hacer el workshop. De todas maneras, os contamos nuestra experiencia para que podáis escoger el que más os convenza.

Muzeum Torunskiego Piernika

El Muzeum Torunskiego Piernika es uno de los museos encargados de explicar la historia de las galletas de jengibre y su gran importancia para la ciudad de Torun. Hay dos museos y la verdad que no sabríamos deciros cuál es mejor. Nosotros fuimos al que está manejado por el ayuntamiento para ver si podíamos hacer el workshop pero, lamentablemente, no quedaban entradas hasta para el martes. Una decepción mayúscula ya que era una de las razones por las que veníamos a Torun. Además, que todo fue por nuestra culpa por dejarlo todo al último momento ya que las entradas para el workshop se pueden comprar con antelación.

Workshop en el Museo de las galletas de jengibre en Torun.
Workshop en el museo. ©Nimman

Más allá del workshop en el que te explican sobre la elaboración de las galletas y tienes la oportunidad de elaborar tu propia galleta con un molde que ya ponen a tu disposición, la visita al museo es de lo más interesante.

Para empezar, te explican sobre el proceso de elaboración y como éste ha ido evolucionando a lo largo de los años gracias a la innovación y a la industrialización de los procesos. En esta parte, llama la atención como de igual manera que con el ámbar en Gdánsk, los artesanos de las galletas de jengibre también consiguieron formar un grupo muy importante y poderoso dentro del gremio de los artesanos «alimentarios». Consiguiendo además limitar la competencia ya que solo un máximo de 4 maestros podían tener una fábrica propia en Torun.

Posteriormente, se hace hincapié en la diferencia entre los dos tipos de galletas de jengibre que hay: la que es para comer y la que está hecha para decorar. Es importante hacer esta diferenciación puesto que ambas se elaboran de manera diferente.

En cuanto a las que se elaboran para decorar, entran en juego el papel de los carpinteros los cuales eran capaces de crear auténticas obras de arte con sus moldes. Tanto es así que, antes que llegaran los alemanes a Torun, muchos habitantes robaron y escondieron algunos de esos moldes ante el valor que tenían para ellos. Evidentemente, después de la guerra, éstos retornaron los moldes a sus legítimos propietarios.

Antes de cerrar con la visita, pasamos por la tienda a comprar un par de paquetes de galletas de jengibre como no podía ser de otra manera. Las galletas tradicionales están muy ricas aunque sorprende su textura ya que esperas que sean crujientes y son más bien blanditas. Pero es que las de chocolate a nosotros nos parecieron una auténtica locura. ¡Nos encantaron pero mucho mucho!

Museo de Copérnico

Otro de los museos destacados de esta ciudad es la Casa de Copérnico. Un museo muy interactivo que te explica un poco sobre la vida de este famoso personaje histórico, además de explicarte la teoría por la cual se hizo famoso y que casi le cuesta la vida.

Pero, más allá de eso, el museo se encuentra en una casa de estilo gótico del siglo XV, la cual ha podido ser bien restaurada. Además, se han conservado varios objetos que nos muestran un poco cómo era la vida de una familia de clase media-alta durante la época medieval.

Nosotros no fuimos por falta de tiempo y porque teníamos otra prioridad que era el Muzeum Pierniki. Probablemente, si hubiéramos tenido un día más sería una visita que no nos perderíamos.

Horario de verano: De martes a domingo de 12h a 18h.
Horario de invierno: De martes a domingo de 10h a 16h.
Precio: La entrada normal cuesta 18 PLN (3.90€; 4,5$USD; 92$MXN). Entrada gratuita los miércoles.

Para acabar esta visita de 1 día en Torun, nos fuimos a cenar pierogis a la Pierogarnia Stary Mlyn, uno de los lugares donde comer en Torun (próximamente). Tras acabar de cenar, dimos un paseo por las calles de la ciudad intentando absorber todo lo visto y aprendido durante el día. En nuestra opinión, si vas a estar más de 1 semana en Polonia y vas a visitar Gdánsk, es un lugar que merece la pena incluir en tu itinerario. Sobretodo porque así podrás conocer también como es la vida en una ciudad más pequeña en Polonia (se nota mucho el cambio respecto a Varsovia o Cracovia) y también, porque podrás visitar una ciudad de estilo medieval prácticamente intacta.

Antes de terminar este post, si quieres empezar el viaje por el principio, te recomendamos que leas el artículo en el que explicamos lo que hicimos en nuestros 2 primeros días en Gdánsk. Por otro lado, si quieres seguir acompañándonos en este viaje, no te pierdas nuestro post sobre lo que hicimos durante nuestros 2 días en Varsovia (próximamente). Como siempre, si tienes alguna duda, no dudes en escribirnos que te contestaremos encantados. Con esto nos despedimos y…

¡Hasta el próximo viaje!


Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/u673504123/domains/nimmantravel.com/public_html/wp-content/themes/wpzoom-derive/comments.php on line 82

Deja tu comentario, nos dará mucho gusto leerte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.