Cracovia es el fin de fiesta perfecto para un viaje a Polonia. Y es que, tenemos claro que en un itinerario de viaje de 10 días por Polonia, es imprescindible incluir la auténtica joya de este país. Esta ciudad es considerada como la capital cultural del país y un imprescindible que debes visitar sí o sí. Por ello, en este artículo te vamos a ver todo lo que podemos hacer en 2 días en Cracovia, sabiendo que probablemente le podríamos dedicar 4 o 5 días y no nos aburriríamos para nada.

Por nuestra parte, llegamos a Cracovia tras un viaje de 5 horas en autobús tras 2 días en Varsovia gracias a FlixBus cuyo servicio nos pareció muy bueno. Llegamos por la tarde bastante cansados y nos dirigimos directamente hasta nuestro alojamiento en el barrio de Podgorze, el antiguo gueto judío.

Primer día en Cracovia, visitando el centro histórico

Para este primer día en Cracovia, vamos a centrarnos sobretodo en visitar el centro histórico y, si nos da tiempo, acercarnos hasta la colina de Wawel. Esté donde esté nuestro alojamiento, lo más normal es que podamos llegar caminando ya que Cracovia es una ciudad súper amigable para el peatón. Si no es el caso, el sistema de tranvías funciona de lujo. Eso sí, solo se puede pagar en efectivo y con monedas así que tenedlo en cuenta antes de subiros.

Antes de llegar a la Plaza del Mercado

Si da la casualidad que os habéis alojado en el barrio o gueto judío, tendréis la suerte de entrar al centro histórico a través de la Calle Grodzko. Decimos suerte porque creemos que es la mejor calle para ir empapándonos de la magia de la ciudad. Y es que, justo después del castillo de Wawel, ya empezaremos a ver los señores con sus carros vendiendo los Krakowski Pretzel (a nosotros nos encantan) y empezaremos a notar la magia del centro histórico.

A lo largo de esta calle, hay varios lugares que merecen una mención especial. En primer lugar, la Iglesia de San Pedro y San Pablo la cual desde el exterior nos parece absolutamente preciosa y, por dentro, no está nada mal máxime teniendo en cuenta la decoración tan austera que tienen muchas de las iglesias en Polonia. Si eres amante de la música clásica, en esta iglesia se llevan a cabo bastantes conciertos así que échale un ojo.

Siguiendo por esta calle, llegaremos hasta la intersección con la calle Poselska, en la cual hay un McDonald’s en la esquina. En ese momento, girar hacia la izquierda para dirigiros hacia la Basílica de San Francisco. Merece mucho la pena acercarse a esta basílica para ver algo diferente a lo que estamos acostumbrados a ver en Cracovia en cuanto a decoración de iglesias se refiere. Y es que, buena parte de la decoración de esta basílica fue encargada a pintores rusos, los cuales basándose en la decoración de las iglesias ortodoxas, realizaron auténticas obras de arte en las paredes de esta basílica. Además, dicha basílica cuenta con unos vitrales espectaculares. Por lo que, 100% recomendado.

Una vez hecho este pequeño détour, volvamos por nuestros pasos ya que será el momento de dirigirnos hasta la joya de la corona de Cracovia: su Plaza Mayor.

Una señora vendiendo Krakowski Pretzel en Cracovia.
Señora vendiendo Krakowski Pretzels. ©Nimman

La plaza del Mercado (Rynek Glowny)

Si vas a estar 2 días en Cracovia o, incluso, aunque solo vayas a estar por unas horas, visitar la Plaza del Mercado es un absoluto must. Esta plaza que fue construida durante la Edad Media ha conseguido mantenerse casi intacta y seguir siendo el centro neurálgico de la ciudad.

Para entender la importancia de esta plaza creo que es necesario saber que Cracovia siempre ha sido una ciudad muy importante a nivel comercial. Siendo esta plaza el lugar en el cual se practicaba el comercio.

La verdad es que es una plaza preciosa y con un varios lugares de interés que destacar.

En primer lugar, el edificio central que se conoce como la Lonja de los Paños y que era el mercado cubierto de la ciudad. Actualmente, también hay puestos pero están destinados a vender souvenirs. El exterior de este lugar es magnífico pero a nosotros el interior nos encanta con todos los escudos heráldicos de las diiferentes ciudades de Polonia. Además, en el subsuelo de la Lonja de los Paños se encuentra el Rynek Underground Museum, uno de los museos imprescindibles de la ciudad.

La Lonja de los Paños en la Plaza del Mercado es una de. lascosas que ver en 2 días en Cracovia.
Lonja de los paños. ©Nimman

En segundo lugar, el más destacado es la Iglesia de Mariacka, la cual es probablemente el edificio más icónico de la ciudad. Sobre esta iglesia de estilo gótico se cuentan muchas leyendas, sobretodo respecto al hecho de que hay una torre más grande que la otra. Lo mejor de todo, a parte de su bonito interior, es que a cada hora sale un trompetista a tocar durante un par de minutos.

En tercer y último lugar, tenemos la torre del ayuntamiento de Cracovia que data del siglo XIV aunque ha sido restaurada en varias ocasiones. En su interior hay un museo con diferentes exposiciones sobre la ciudad. Si hace buen tiempo, os recomendamos mucho subir porque las vistas son muy muy guapas.

En definitiva, que la Plaza del Mercado es uno de los imprescindibles si vas a estar 2 días en Cracovia.

Basílica de Santa María en Cracovia.
Basílica de Mariacka. ©Nimman

Collegium Maius

El Colegio Mayor (Collegium Maius, en latín) es el edificio más antiguo de la Universidad de Cracovia en la cual estudiaron personajes tan ilustres como Copérnico o el Papá Juan Pablo II. Nosotros solo entramos al patio interior de dicho edificio en el cual, cada dos horas, se hace un desfile de tallas de madera con música que salen del reloj.

En el interior, hay una exposición que es muy intertesante pero que por falta de tiempo no hicimos. Antes de la pandemia, la visita era guiada y, según lo que hemos investigado, era muy interesante y dinámica. Actualmente, la visita se hace de manera individual y desconocemos si lo van a cambiar de cara a la primavera o verano de este año.

Calle Floriánska y la Barbacana

Siguiendo con la visita del centro histórico en este viaje de 2 días en Cracovia, otra de las calles que no os podéis perder es la Calle Floriánska o San Florían en español. Esta calle está llena de tiendas súper interesantes y es preciosa. Máxime teniendo en cuenta que, al final de la misma, nos encontraremos con la única puerta medieval de entrada en la ciudad que queda en pie.

Asimismo, al final de la calle, a ambos lados nos encontraremos un pequeño mercado con obras de arte que se suele colocar a partir de los jueves. Sin duda, una calle muy animada por la cual merece la pena pasearse.

Mercado de arte en Cracovia
Mercado de arte cerca de la Barbacana. ©Nimman

Si seguimos recto y cruzamos hacia el exterior de la muralla, nos encontraremos con la barbacana de Cracovia. Una estructura defensiva que data de 1490 y que antaño estaba conectada con la muralla. En su interior hay un museo que se puede visitar aunque si vamos algo apretados a nivel de tiempo, tampoco es tan recomendable.

Calle Floriánska, una de las calles principales de Cracovia.
Calle Floriánska en Cracovia. ©Nimman

Las exposiciones en el Castillo de Wawel

En este momento del día, seguramente ya hayamos parado a comer para descansar y retomar fuerzas. En este sentido, os dejamos un post en el que hablamos sobre los mejores lugares para comer en Cracovia (próximamente).

Así que, tras el descanso para comer, es momento de seguir dándole caña al día y acercarnos hasta la Colina de Wawel dónde se encuentran tanto el Castillo como la Catedral.

En cuanto a la visita al castillo, ésta se compone de varias exposiciones las cuales se tienen que pagar por separado. En nuestro caso, cuando fuimos los Salones de Estado estaban cerrados, lo cual fue una decepción porque es la parte más bonita del castillo. Aún así, pudimos visitar varias partes como la Armería o el Salón Otomano. Ambas fueron muy buenas visitas pero creemos que es una lástima que se tenga que comprar todo por separado y sería mejor tener una entrada y poder acceder a todo el recinto.

Puedes acceder a toda la información aquí →

Vistas de la colina de Wawel desde el río Vístula.
Colina de Wawel desde el río Vístula. ©Nimman

La Catedral de Cracovia

En la Colina de Wawel, también se encuentra la Catedral de Cracovia, la cual a nosotros nos pareció muy extraña en comparación con el resto de edificios eclesiásticos del país. ¡Ojo! Con extraña no nos referimos a fea, ni mucho menos. La verdad que nos gustó un montón pero si que es cierto que puede asombrar la cantidad de estilos arquitectónicos diferentes que se mezclan en un mismo edificio.

Si quieres entrar en su interior, deberás comprar las entradas justo en el edificio de enfrente. Puedes también elegir la opción de audioguía para que no te pierdas detalle durante la visita. En su interior, caben destacar sobretodo la decoración cuidada al detalle. La posibilidad de subir al campanario y tener unas vistas bastante guapas de la ciudad si el tiempo lo permite. Y, por último, la posibilidad de visitar las tumbas de los personajes más importantes en la historia de Polonia.

En general, creemos que merece la pena entrar máxime si estás 2 días en Cracovia ya que vas a tener tiempo de sobra para hacer esta visita y todas las que te proponemos en este post.

Blog Cracovia 13

Segundo día en Cracovia, conociendo la historia judía

Si en el primer día nos centramos en conocer el casco antiguo y la colina de Wawel, en este segundo día vamos a conocer la historía tan trágica de los judíos en Cracovia.

La Fábrica de Oskar Schindler

Empezamos este segundo día acercándonos hasta Podgórze cruzando el río Vistula para llegar hasta la famosa Fábrica de Oskar Schindler. Para quien no lo sepa, esta es la fábrica sobre la cual se hizo la famosa película la lista de Schindler. Un personaje que a los ojos de la historia ha quedado como un salvador pero que siempre ha sido un personaje controvertido para muchos.

En este museo, se repasa la historia de lo que fue la época de la invasión nazi en Cracovia y cómo Oskar Schindler ayudó a varios judíos a salvarse de la muerte.

Como recomendación general, es importante que compréis las entradas con antelación por internet porque siempre suele haber una gran cantidad de gente. Además, con el tema del COVID, siempre puede suceder que no queden más cupos para el día y no podáis entrar.

Farmácia del Águila

Estando en Podgórze, el barrio en el cual los nazis situaron el gueto judío, debes acercarte hasta la Farmácia del Águila que se encuentra en la Plaza Héroes del Guetto. De hecho, es desde esta misma plaza desde dónde partían los diferentes transportes hasta los campos de concentración y exterminio.

En cuanto a la Farmácia del Águila, se tratas de un pequeño museo situado en una esquina de la plaza principal del antiguo gueto judío. Esta farmacia estaba regentada por Tadeusz Pankiewicz, un farmacéutico no judío que cuando crearon el gueto, decidió quedarse regentando la farmacia. De esta manera, ejerció como una especie de embajada o punto de información del exterior con las personas que se quedaron dentro del gueto.

Es un museo pequeño pero muy interactivo ya que vas abriendo algunos cajones y armarios de la farmacia mientras te van explicando la trágica historia del gueto judío desde su creación, pasando por la vida en el gueto y la posterior deportación de la gran mayoría de habitantes de dicho gueto.

No se tarda más de 1 hora pero merece muchísimo la pena. Uno de nuestros museos favoritos de todos los que vimos en 2 días en Cracovia.

Blog Cracovia 15
Interior del Museo de Farmácia. ©Nimman

Iglesia de San José

Estando en el gueto judío, debes acercarte sí o sí hasta la plaza principal del barrio en la cual se encuentra la Iglesia de San José. Para nosotros, la iglesia más bonita de todo Cracovia. La verdad que tiene una fachada imponente que nos recuerda un poco al Castillo de Disney.

Si vais algo justos de tiempo, pensamos que no es tan importante que os adentréis en su interior ya que tiene una decoración bastante austera. Pero, definitivamente, merece mucho la pena que os acerquéis a echarle un vistazo.

Kazimierz, conociendo el barrio judío de Cracovia

Basílica de Corpus Christi en Kazimierz.
Basílica de Corpus Christi en Kazimierz. ©Nimman

El barrio judío de Cracovia llamado Kazimierz se ha convertido en la zona bohemia de la ciudad llena de cafés espectaculares y buenos restaurantes. A nosotros, es la zona que más nos gusta de la ciudad y en la que pasamos más tiempo durante nuestra visita. Por lo que, es perfecta para cerrar esta visita de 2 días en Cracovia.

De hecho, hemos escrito un artículo detallado de todo lo que ver en Kazimierz (próximamente) en el cual hablamos detenidamente de todo lo que ver en este barrio así como de su historia tan peculiar.

En resumidas cuentas, si estás en este barrio, no te puedes perder la visita a las diferentes sinagogas, cada una con una historia importante que contar. Más allá de lo anterior, también es totalmente recomendable un paseo por la calle Józefa que era la calle en la que se iniciaba la parte judía del barrio. Actualmente, se conservan algunos de los antiguos cárteles. Y, por último, no te puedes perder Plác Nowy, la cual es famosa por servir zapiekanki, una especie de panini polaco que está de vicio y que puede ser el tentempié perfecto antes de cenar en alguno de los maravillosos restaurantes que hay por el barrio.

Terraza en Plác Nowy en Kazimierz
Terraza en Plác Nowy, ©Nimman

Si os ha gustado este artículo sobre 2 días en Cracovia y tenéis más días, no os perdáis nuestro post con otras actividades que hacer en Cracovia (próximamente), el post que hemos escrito sobre los mejores restaurantes (próximamente) y sobre las mejores cafeterías (próximamente). Por otro lado, si os interesa, os dejamos el post con el itinerario de 10 días que hicimos en Polonia. Con esto nos despedimos y…

¡Hasta el próximo viaje!


Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/u673504123/domains/nimmantravel.com/public_html/wp-content/themes/wpzoom-derive/comments.php on line 82

Deja tu comentario, nos dará mucho gusto leerte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.