*Este artículo ha sido redactado por Vanessa, de Vanessa Travels

Viena es la capital de Austria, un país del centro de Europa. Tiene muchos paisajes naturales increíbles, mucha historia sus espaldas, cultura por cualquier rincón de sus ciudades y una gastronomía deliciosa. Y todo esto junto es lo que puedes encontrar en su capital, la ciudad más grande e importante del país.

Son muchos los lugares que visitar en Viena, una ciudad imperial repleta de palacios, catedrales, iglesias, museos… Incluso yo que he estado en varias ocasiones todavía descubro algo nuevo cada vez que la visito. Así que, si estás pensando en hacer un viaje a esta maravillosa ciudad, en este artículo voy a contarte qué lugares no te puedes perder. Es difícil elegir solo 10, pero seguro que te encantan.

Los 10 mejores lugares que visitar en Viena

La catedral de San Esteban

Stephansdom
St. Stephen’s Cathedral (Catedral de San Esteban de Viena) @Unsplash

Uno de los lugares que visitar en Viena imprescindibles es Stephansdom. Esta gran catedral de estilo gótico y románico se acabó de construir en el año 1147 y es el edificio religioso más importante de Viena.

En el interior, al que puedes entrar gratis con algunas zonas restringidas, puedes ver un montón de altares y portales. Además, esta iglesia tiene en la zona subterránea catacumbas del siglo XVIII, donde hay restos de más de 10 000 personas.

También puedes subir a la torre de 136 metros de altura. Desde lo más alto, después de 343 escalones por zonas estrechas, podrás ver la zona centro de Viena y los alrededores a vista de pájaro.

La catedral está en pleno centro de la ciudad y muy cerca de otros lugares interesantes, así que es buen punto de partida para tu ruta por Viena.

La Hundertwasserhaus

La casa Hundertwasser es obra del artista Friedensreich Hundertwasser. Se construyó en los años 80 en la calle Landstraße. Es un edificio muy peculiar que enseguida llama la atención y que, con el tiempo, se ha convertido en uno de los lugares que visitar en Viena.

Consta de un conjunto de viviendas sociales con unas fachadas repletas de colores y de formas curiosas. Además, se incluyen plantas y árboles al conjunto para darle un toque todavía más especial. En el complejo, también está el Hundertwasser Village, un pequeño callejón con tiendecitas y locales.

Aunque está en el distrito 3, hay que coger varios transportes para llegar (dependiendo de dónde salgas).

La iglesia Karlskirche

Otra de las iglesias más espectaculares de Viena es la de San Carlos Borromeo, que es el segundo templo más grande de la ciudad. Este edificio se acabó de construir en 1737 con una mezcla de estilos muy peculiar (griego, barroco, rococó, oriental y romano).

Una de las partes más destacadas de la iglesia es la gran cúpula de 70 metros de altura. También merece la pena acercarse a las columnas para contemplar los detalles. Ya en el interior, podrás disfrutar de los preciosos frescos de la cúpula, del altar y del resto de paredes, entre muchas otras obras.

Y para añadir más encanto al lugar, en Navidad se instala aquí uno de los mercados navideños de Viena más bonitos. Esta iglesia está en la plaza Karlsplatz, muy cerca de lugares como la ópera o el palacio Belvedere.

El palacio Schönbrunn

Palacio de schonbrunn
Palacio de Schrönbrunn

Si se conoce a Viena como una ciudad imperial es por un motivo de peso. Aquí hay muchos palacios repartidos por la ciudad y los alrededores. Uno de los más importantes es el Schloss Schönbrunn. Esta fue la antigua residencia de verano de la familia Habsburgo.

El edificio principal es de estilo barroco y tiene más de 1400 salas. En la visita al palacio, podrás ver 45 de ellas. Además de este edificio, el palacio se encuentra en un gran espacio donde también hay unos enormes y bonitos jardines, otro edificio conocido como la Glorieta, el Museo de Carruajes Imperiales, la Wüstenhaus (casa del desierto), la Palmenhaus (casa de las palmeras) y el zoo más antiguo del mundo, el Tiergarten Schönbrunn.

Este bonito conjunto, que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1996 se encuentra algo más alejado del centro, en el distrito 13, pero es muy fácil llegar con transporte público.

El palacio Hofburg

Ya te había comentado que hay muchos palacios en esta ciudad. El Schloss Hofburg es el más grande de la capital y uno de los lugares que visitar en Viena imprescindibles. El complejo del palacio está compuesto por alrededor de una decena de edificios con más de 2600 estancias.

En estos edificios, podrás visitar lugares tan interesantes como el Museo Sissi, la Spanischen Hofreitschule (escuela española de equitación), la Österreichische Nationalbibliothek (la Biblioteca Nacional de Austria), el Weltmuseum Wien (Museo de Etnología de Viena) o la iglesia Augustinerkirche, entre otros.

Además, la zona de los alrededores del palacio cuenta con un ambiente muy agradable, con algunos parques, varias cafeterías típicas vienesas y calles bonitas.

El palacio está en el primer distrito de Viena, cerca de lugares como Stephansdom, los museos de historia del arte y de historia natural y de la ópera.

La Biblioteca Nacional de Austria

Si tuvieras que elegir solo un lugar que visitar dentro del palacio Hofburg, sin duda alguna, tiene que ser la Biblioteca Nacional de Austria. Y más concretamente, la Sala Imperial de dicho edificio.

La biblioteca se finalizó a lo largo del siglo XVIII y, a día de hoy, es la biblioteca de estilo barroco más grande de Europa. En ella, destaca la Sala Imperial, que es la principal sala de la biblioteca y un gustazo de visita. En esta enorme sala con una temperatura y humedad especial, se guardan más de 200 000 tomos de libros antiguos. Tan antiguos que algunos datan del año 1500.

Además de con los libros, te maravillarás con la decoración. La cúpula tiene frescos del artista Daniel Gran y repartidos por la sala hay varios globos terrestres de estilo barroco y una estatua de Carlos VI.

Personalmente, este es uno de los lugares que visitar en Viena imprescindibles y que no se suele visitar tanto por desconocimiento. Así que, ¡apúntatelo!

Museos de Historia del Arte y de Historia Natural

Y por supuesto que algunos de los lugares que visitar en Viena son museos, pues la ciudad tiene bastantes y muy interesantes. En este caso, te hablo del Kunsthistorisches Museum (Museo de Historia del Arte) y del Naturhistorisches Museum (Museo de Historia Natural).

Ambos museos se inauguraron a la vez en 1891 y tienen edificios con el exterior idéntico. Además, los dos están en Maria-Theresien Platz, uno en frente del otro.

En el de historia del arte, se albergan colecciones de artes aplicadas, arqueología y escultura. Es enorme y comprende varios estilos y épocas. Entre los artistas destacados, están Van der Weyden, El Bosco, Velázquez o Rubens, por nombrar solo algunos.

En el de historia natural, podrás ver colecciones de diferentes especies de animales, así como de objetos del estilo de gemas, minerales, fósiles, meteoritos, dinosaurios, y arte prehistórico. Es un plan muy interesante para hacer con niños.

El palacio Belvedere

Lugares que visitar en Viena
Palacio Belvedere

El último palacio que te recomiendo visitar en Viena es el Schloss Belvedere. Se trata de un conjunto palaciego, uno de los mayores de estilo barroco de la ciudad. Lo componen tres palacios, el Oberes Belvedere (Alto Belvedere), el Unteres Belvedere (Bajo Belvedere) y el Schwarzenberg.

Además de pasear por los jardines franceses de los alrededores de los edificios (recomendable en primavera y verano, cuando las flores lucen más bonitas), puedes visitar dos de los edificios, el alto y el bajo. En ellos se albergan museos, como la Galería de Arte Austríaco, el Museo de Arte Barroco Austríaco y el Museo de Arte Medieval Austríaco.

El palacio se encuentra muy cerca de otros lugares interesantes como Karlskirche o la ópera, por lo que es un buen punto para iniciar una ruta andando o en tranvía.

El parque de atracciones Prater

Otra de las actividades que puedes hacer en Viena con niños es visitar el parque de atracciones Prater. La entrada es gratuita y solo pagas por cada atracción a la que subas. La más conocida y que también es un símbolo de la ciudad es la gran Wiener Riesenrad, una noria con 15 cabinas y 61 metros de altura.

El resto de atracciones son las típicas de cualquier parque: casas del terror, coches de choque, montañas rusas, atracciones acuáticas… También está el museo Madame Tussauds y hay varios restaurantes, entre el que te recomiendo Schweizerhaus.

Prater está en el segundo distrito de Viena, así que podrás llegar fácilmente con el transporte público.

La ópera de Viena

Por último, no puede faltar mención a la Wiener Staatsoper, un referente mundial en el ámbito de los ballets y las óperas. El gran edificio se inauguró en 1869 y se hizo en de estilo neorrenacentista.

Aquí, se representan más de 60 óperas y ballets cada temporada. El precio para ver una obra es caro, pero puedes conseguir entradas mucho más baratas y asequibles si vas a última hora. También puedes visitar el edificio sin acudir a una obra.

La ópera está en el primer distrito, en pleno centro, por lo que está cerca de lugares como Karlskirche, Stephansdom o la transitada calle peatonal Kärntnerstrasse (donde está el lugar más famoso para comer Sachertorte: el Hotel Sacher).

Y hasta aquí llega mi listado de recomendaciones de los lugares que visitar en Viena imprescindibles. La lista podría ser mucho más larga, ya que Viena es una ciudad que tiene mucho por ofrecer para todo tipo de turismo. De hecho, si quieres un listado más amplio, puedes visitar este artículo sobre Viena

Aún así, si no tienes mucho tiempo para la visita y no quieres perderte lo principal de la ciudad, estos lugares están entre los más top. ¡Disfrútalos, seguro que no te arrepientes!


*Este artículo ha sido redactado por Vanessa, de Vanessa Travels. Lee más sobre su contenido en su blog y pásate por sus redes para disfrutar de su contenido: Youtube, Instagram, Facebook.

Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/u673504123/domains/nimmantravel.com/public_html/wp-content/themes/wpzoom-derive/comments.php on line 82

Deja tu comentario, nos dará mucho gusto leerte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.