Tras haberos enseñado el itinerario de 10 días que hicimos en Polonia, es momento de empezar oficialmente con la bitácora de nuestro viaje por este ya no tan desconocido país. En este sentido, en este artículo vamos a repasar todo lo qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días. Basado en nuestra experiencia y en el itinerario que hicimos durante nuestra visita a esta ciudad. La cual, tenemos que decir, nos robó el corazón.

Primer día en Gdánsk: conociendo el centro histórico y el museo de la Segunda Guerra mundial

Para este primer día en Gdánsk, decidimos levantarnos algo temprano y salir a recorrer el centro histórico por la mañana aprovechando que no hacía tanto frío. Tras una parada para comer, nos fuimos directos al Museo de la Segunda Guerra Mundial, uno de los highlights de nuestra visita de Gdánsk en 2 días.

Aprovechando la mañana para conocer el centro histórico

Tras un buen descanso en nuestro Airbnb, nos levantamos a eso de las 9 de la mañana con el objetivo de aprovechar nuestro primer día en la ciudad. Así que, tras el desayuno, nos pusimos rumbo al centro histórico de la ciudad, el cual nos quedaba literalmente a 4 minutos caminando desde nuestro alojamiento.

Calle Real (ul. Dluga)

Empezamos este qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días entrando a la ciudad vieja por la espectacular Puerta Verde que data del siglo XVI, no sin antes pararnos en el puente a hacer unas fotos a los edificios que se encuentran en la orilla del río Motlawa. Nos encantó el contraste entre los edificios antiguos de un lado del río y los edificios nuevos que han construido los cuales mantienen la esencia de la ciudad y nos parecen espectaculares. Además, desde el puente vas a poder ver la grúa medieval más antigua del mundo. Otro de los puntos de interés que tiene esta ciudad.

Casas modernas en el centro de Gdánsk
Casas modernas manteniendo el estilo. ©Nimman

Tras cruzar el puente y pasar por la puerta, seguimos en línea recta paseando por la famosa Calle Real de Gdánsk. La cual nos transporta, de repente, a los tiempos de máximo apogeo de esta ciudad cuando era la ciudad más rica de Polonia y una de las más importantes del norte de Europa. Sin duda, lo más destacable de esta calle son las preciosas casas que encontraréis a ambos lados en las que si os fijáis bien, podréis encontrar elementos decorativos que muestran a qué se dedicaban las personas que habitaban en ella.

Ahora, se ha convertido en la principal artería comercial de la ciudad llena de restaurantes, tiendas y bares. Además, también te encontrarás con la famosa fuente de Neptuno y también con el precioso edificio del ayuntamiento de Gdánsk. En el cual, se encuentra el Museo de Gdánsk y también donde puedes subir hasta arriba y tener unas magníficas vistas de la ciudad por unos 10 zlotys (2,5€).

Nosotros no entramos porque, a pesar de no hacer mucho frío, hacía bastante viento y no invitaba a subir hasta el mirador pero, sin duda, es totalmente recomendado. Así, tras estar un rato sacando fotos tanto al edificio del ayuntamiento como a la fuente, seguimos nuestro camino hasta llegar a la Golden Gate, la cual lamentablemente estaba en obras.

calle real definitiva
Calle Real con el Ayuntamiento de fondo. ©Nimman

Torre de la prisión

Justo después de cruzar la Golden Gate, se encuentra una preciosa torre medieval, la cual ejerció de prisión durante muchos años en Gdánsk. De hecho, si entras en el interior, puedes ver grilletes colgando así como buena parte de la estructura de la torre. Así que súper interesante entrar unos minutos dentro de la torre a observar lo que hay en su interior.

Cabe aclarar que en esta torre ya no se encuentra el museo del ámbar. Nosotros habíamos leído que sí y, aunque hay un par de tiendas que venden ámbar, el museo ha sido trasladado a una nueva ubicación. Así que, tuvimos que descartar el museo y seguir paseando por el centro histórico en este qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días.

Calle Mariacka

Edificios típicos en la calle Mariacka.
Edificios típicos en la Calle Mariacka. ©Nimman

Tras el intento fallido de visita al museo del ámbar, nos pusimos a callejear por el centro histórico de Gdánsk hasta llegar otra vez a orillas del río Motlawa. Listos para recorrer la que, es considerada como, la calle más bonita de toda Gdánsk: la calle Mariacka. Nuestra recomendación es que tu primer paseo por esta calle lo hagas entrando por la Puerta de Mariacka (Brama Mariacka) así tendrás en todo momento las vistas hacia la Basílica de Mariacka.

Se considera que esta es la calle más bonita de la ciudad por varios motivos. En primer lugar, porque es una calle un poco estrecha en la cual de ambos lados tienes unos edificios cuyas fachadas son preciosas. En segundo lugar, en esta calle se celebraba antiguamente el mercado del ámbar e, incluso actualmente, encontrarás varios puestos de ámbar en los que comprar un buen recuerdo de Gdánsk. Y, en tercer lugar, otro de los detalles destacados de esta calle es que de las entradas de las casas salen unas cabezas de dragón a modo de gárgolas que sirven para expulsar el agua de lluvia.

Todo lo anterior, hace que un paseo por esta calle sea una de las actividades más imprescindibles qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días, en 1 día o en los que tengas.

Basílica de Mariacka

La última visita de nuestra primera mañana en este qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días fue la Basílica de Mariacka. Una enorme basílica de estilo gótico construida enteramente en ladrillo como es costumbre por estos lares.

En su interior, destaca sobretodo el reloj astronómico que data de la época medieval y que, aún sigue funcionando. Por otro lado, no os esperéis un interior muy ostentoso. Todo lo contrario, la decoración es bastante sobria. Muy al estilo del resto de iglesias que hemos visitado en Polonia.

En cuanto a la entrada, ésta es gratis a menos que quieras subir a una de las torres. Desde la cual tendrás una vista espectacular de la ciudad. ¡Ojo! Porque hay que subir 450 escalones, por lo que, si tienes algún problema de movilidad. Probablemente, no sea tu mejor opción.

Una tarde impresionante en el Museo de la Segunda Guerra Mundial

Entrada al Museo de la Segunda Guerra Mundial en Gdánsk
Museo de la Segunda Guerra Mundial. ©Nimman

Tras haber comido algo rápido, pusimos rumbo a uno de los lugares que más ganas teníamos de visitar en Gdánsk: el Museo de la Segunda Guerra Mundial.

Este museo es uno de los mejores relacionados con la IIGM que he visitado en mi vida. A través de 15 salas diferentes, vas explorando todo lo relacionado con la IIGM desde el nacimiento de las olas autoritarias después de la IGM (puedes ver como el museo tiene 4 espacios diferentes al principio en el que explora el nacimiento del régimen comunista en la URSS, del fascismo en Italia y España y el nazismo en Alemania) hasta el final de la IIGM y el trato que se les da a los colaboradores.

Y es que no podemos olvidar que Gdánsk jugó un papel muy importante en la IIGM ya que fue, precisamente en Gdánsk (Danzig en alemán) dónde empezó uno de los eventos más trágicos de la historia de la humanidad en septiembre de 1939.

La verdad que fue una de esas experiencias que no se olvidan. Un museo con muchísima calidad que me recordó al Museo Memorial de la Segunda Guerra Mundial que se encuentra en Caen (Francia). Si os interesa este tema, escribiremos una reseña mucho más amplia en el artículo sobre los museos que visitar en Gdánsk (próximamente).

Horarios: De martes a domingo de 10h00 a 18h00.
Precio: 5,10€ por persona. (5,50$USD; 110$MXN).

Primera aproximación a la comida polaca

Después de la visita al museo, nos quedamos un poco como en shock por todo lo que habíamos vivido y también algo cansados ya que estuvimos prácticamente 3 horas. Parece mucho pero las últimas salas las tuvimos que ver bastante rápido.

Así que, para cerrar el día, nos dimos un paseo hasta llegar al centro y llegar al Restaurante Pyra Centre, el cual está especializado en platos elaborados con patata. Uno de los ingredientes más utilizados en la gastronomía polaca, la cual, tenemos que admitir que nos ha sorprendido para bien.

Como Alejandra tenía frío, se decidió por una sopa de tomate muy muy rica. Y es que las sopas, son otra de las especialidades culinarias en Polonia que no te puedes perder. Por mi parte, opté por una casserole de patata que venía con crema, cebolla, bacon y queso. ¡Sencillamente espectacular! No para comérselo todos los días pero después de todo lo que caminamos, está más que merecido. Un auténtico disfrute ideal para cerrar este primer día de nuestro itinerario de qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días.

Segundo día en Gdánsk, disfrutando de esta ciudad a orillas del báltico

Tras un primer día muy intenso, toca un segundo día en Gdánsk también bastante intenso ya que se trata de una ciudad muy completa en la que recomendamos dedicarle, al menos, 2 días.

Paseo por el centro y visita al Museo del Ámbar

Piedra ambar
Piedra de Ámbar. ©Nimman

Tras el desayuno, salimos de nuestro Airbnb rumbo a la primera visita del día: el Museo del Ámbar. Para llegar hasta ahí, tuvimos que dar un paseo por la orilla del río y flipamos con el hecho de que los puentes se pudieran mover para dar paso a los barcos. La verdad que, si vas cuando no hace frío, toda la zona de la orilla del río es una pasada para tomar algo, para pasear y/o para sentarse en alguno de los bancos que hay y ver la vida pasar.

Antes de llegar al Museo del Ámbar que se encuentra en un precioso edificio de ladrillo que hacía las veces de molino y de almacén para salvaguardar diferentes alimentos durante la Edad Media, hicimos una parada en la famosa Dobra Paczkarnia para probar un típico donut polaco. Agarramos el de caramelo salado y la verdad que brutal. Es como un donut pero sin el agujero del medio. Nos costó 5 zlotys polacos (más o menos 1€). Así que súper bien de precio y de sabor.

En cuanto al Museo del Ámbar, es necesario saber que en el mar báltico concentra aproximadamente el 80% del ámbar a nivel mundial. Esta resina fosilizada convirtió a Gdánsk en la capital mundial del ámbar durante muchos siglos. Y es que, a parte de su utilización como elemento de joyería o decorativo, durante muchos muchos años se pensó que el ámbar tenía propiedades curativas. Buen ejemplo de ello es Otto Helm, el cual fue un apotecario que estuvo estudiando durante toda su vida las propiedades curativas de este material. Al morir, se descubrió que tenía una colección de casi 5000 piezas de ámbar. ¡Ahí es nada!

El Museo del Ámbar es un buen lugar para conocer un poco más sobre el ámbar, el cual ha ejercido como uno de los ejes fundamentales del crecimiento de la ciudad durante muchos años. Al empezar, te explican de manera muy breve qué es el ámbar y de qué se compone. Normalmente, hay pantallas para hacer esta parte muy interactiva pero por culpa del COVID no estaban en funcionamiento.

En el cómputo global, creemos que este museo es una de las cosas qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días, sin ninguna duda. Además, vimos a muchos niños así que también puede ser una opción que hacer en familia. Ahora bien, si no tenéis tiempo suficiente y tenéis que elegir uno o dos museos, nosotros nos decantaríamos por el de la Segunda Guerra Mundial y por el Centro Europeo de la Solidaridad.

Horario: De lunes a domingo de 10h a 19h.
Precio: 4,40€ (5$USD; 100$MXN).

Primera experiencia en un bar de leche

Después de la visita al Museo del Ámbar y de dar otra vuelta por el centro, llegó la hora de comer en un bar de leche (bar mleczny). Concretamente, fuimos a comer al Bar Mleczny Stagiewna. ¿No sabéis qué es un bar de leche? Os lo explicamos.

Los bares de leche se crearon durante la época comunista con el objetivo principal de aportar comida de buena calidad a un precio muy accesible para todos los trabajadores. Se conocen como bares de leche porque tradicionalmente dichos platos venían acompañados de algún tipo de lácteo (bebida láctea, crema de leche o queso).

Actualmente, aún existen este tipo de establecimientos aunque no hay tantos como antaño. En cuanto a nuestra experiencia, al llegar, había bastante cola y también mucha gente comiendo tanto fuera como dentro. Prácticamente todos eran polacos por lo que asumimos que iba a estar bueno y empezamos a hacer la cola.

Tienen un pequeño menú en inglés en una de las paredes para que no vayas tan perdido. Una vez que llegue tu turno tienes que agarrar una bandeja y decirle a la señora que está atendiendo qué es lo que quieres exactamente. No te olvides de incluir cualquier salsa o condimento que quieras. Te lo decimos porque nosotros agarramos un filete de pollo y una milanesa con puré de papa y nos dieron exactamente eso. Ni una salsita ni nada.

La verdad sea dicha, estaba muy correcto para ser una comida de 3,5€ por plato. Ahora bien, ojalá entendiéramos polaco para poder pedir algunos de los platos que vimos pasar. Por suerte, tendremos más oportunidades de vivir la experiencia polaca de comer en un bar de leche y esperamos aprovecharla aún más.

Visita al Centro Europeo de la Solidaridad, una de las cosas qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días

Centro Europeo de la Solidaridad en Gdánsk, una visita imprescindible qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días.
Centro Europeo de la Solidaridad. ©Nimman

Tras la comida, nos dirigimos caminando al Centro Europeo de la Solidaridad, el cual se encuentra a unos 15-20 minutos del centro histórico ya que se encuentra en una parte de los antiguos astilleros de Gdánsk.

Este museo muestra la historia del nacimiento del primer sindicato del mundo creado en un país comunista: Solidarnösc.

La entrada cuesta unos 5,50€ más o menos e incluye una audioguía que te va llevando de manera interactiva y muy entretenida por todas las salas del museo. Igual que con el Museo sobre la IIGM en Gdansk, el diseño del museo y el cómo se explican las cosas es absolutamente espectacular.

Empiezas la visita conociendo un poco más sobre el astillero de Gdansk el cual era muy importante ya que entregaba un barco cada 2 semanas y te empieza a contar un poco más la historia de los trabajadores del astillero y cómo sus derechos eran menoscabados. Tras esta primera introducción, pasamos a analizar cómo era la vida en Polonia bajo el régimen comunista. Se habla sobre la falta de derechos, la «escasez» de comida y la falta de libertad en general.

Una vez presentado el contexto, se analiza la creación del sindicato Solidaridad («Solidarnösc») a partir de la huelga iniciada tras el despido de una compañera que se estaba a punto de jubilar. Y como, gracias a este sindicato y a su líder Lech Walesa, empieza la caída del comunismo en Polonia.

Parte final de la exposición en el Centro Europeo de la Solidaridad.
Final de la exposición. ©Nimman

En definitiva, el Centro Europeo de la Solidaridad es un museo muy interactivo y bien explicado que merece mucho la pena. Además, muestra una vez más la importancia de Gdansk en la historia de Polonia. Una ciudad que parece avanzada a su tiempo en comparación con el resto del país. Por otro lado, no podemos olvidar que es un museo algo parcial que muestra una historia de buenos y malos cuando ya sabemos que siempre hay varias tonalidades de grises. Sin duda, Lech Walesa fue un personaje histórico fundamental para entender la caída del comunismo en Polonia pero está lejos de ser una persona perfecta.

En todo caso, es una de las cosas qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días que consideramos más imprescindibles para realmente conocer la idiosincrasia de esta ciudad y su importancia histórica.

Acabando el día cenando los típicos pierogis

pierogi ruskie
Típicos Pierofgi Ruskie. ©Nimman

Tras acabar la visita en el Centro Europeo de la Solidaridad, teníamos hambre. Así que, nada mejor que acabar el día cenando en la muy recomendada Pierogarnia Mandu.

Sin duda, uno de los highlights a nivel gastronómico en Gdansk. Pierogarnia Mandu se especializa en pierogis y cualquier tipo de dumpling que haya alrededor del mundo. Fuimos temprano porque sabíamos que habría cola y aún así nos tuvimos que esperar unos 20 minutos fuera.

Al entrar, pedimos una limonada de arándanos que estaba absolutamente deliciosa y una cerveza lager regional muy buena también. Como entrante, una típica sopa zurek a base de carne que estaba muy muy rica. Como platos principales, unos pierogi ruskie (los más clásicos) que están rellenos de papa y queso y encima les colocan cebolla y bacon. Además, los pedimos con una salsa de champiñones deliciosa. El otro plato que pedimos fueron unos pierogi de pollo, feta y tomate seco que estaban muy muy buenos.

Vienen 10 pierogi por ración y hay que decir que no nos lo pudimos acabar todo. Así que recomendamos ir y pedir una ración de pierogis por persona y si hay hambre, algún postre. Nos salió todo a unos 22€ así que muy bien calidad/precio.

Por último, tras la sobredosis de pierogi, nos fuimos paseando tranquilamente hacia el Airbnb, disfrutando del ambiente nocturno de la ciudad. Despidiendo así a una ciudad que nos ha enamorado y a la cual estamos seguros que volveremos.

atardecer gdánsk
Precioso atardecer en Gdánsk. ©Nimman

Con esto terminamos este qué ver y hacer en Gdánsk en 2 días y te dejamos continuar con nuestra experiencia visitando Torun. Asimismo, si estás preparando un viaje a Polonia, no puedes perderte el artículo que escribimos sobre los preparativos para viajar a Polonia. Por último, si tienes cualquier duda, nos puedes escribir a hola@nimmantravel.com que estaremos encantados en contestarte. Con esto nos despedimos y…

¡Hasta el próximo viaje!


Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/u673504123/domains/nimmantravel.com/public_html/wp-content/themes/wpzoom-derive/comments.php on line 82

Deja tu comentario, nos dará mucho gusto leerte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.