En nuestro primer día en Roma, tuvimos la oportunidad de conocer algunos de los lugares más importantes de esta ciudad como la Piazza Spagna, la Piazza Navona, el Panteón o la Fontana di Trevi. Asimismo, en nuestro segundo día en Roma, pudimos visitar la Ciudad del Vaticano y disfrutar de la Capilla Sixtina. Sin embargo, nuestro viaje no acabó ahí, sino que pudimos disfrutar de un tercer día en Roma. Así, en este post, os vamos a enseñar que es lo que hicimos durante dicho día con todos nuestros consejos y mucho más…

Y es que, como ya comentamos en el post sobre los preparativos para viajar a Roma, lo mínimo de lo mínimo para hacerte una idea general de la ciudad es pasar 3 días en Roma. Evidentemente, más vale 1 día que ninguno pero creemos que con 3 días puedes visitar lo más importante. Aunque, cuantos más días mejor ya que es una ciudad de la que te será muy difícil no enamorarte.

Dicho lo anterior, para este tercer día en la ciudad, empezamos con uno de los platos fuertes como el Coliseo y acabamos el día en una zona espectacular de la ciudad como es el Trastevere. ¿Nos acompañas en nuestro tercer día en Roma? ¡Venga, vamos allá!

Empezando nuestro tercer día en Roma, fracaso en el Coliseo y mucho más…

El Coliseo Romano

Para empezar con nuestro tercer día en Roma, no podíamos hacer otra cosa que no fuera ir a visitar el Coliseo Romano. Y es que como ya hemos mencionado en la introducción, los dos primeros día en Roma fueron muy completos y no tuvimos tiempo para acercarnos hasta uno de los grandes iconos de la capital italiana.

El Coliseo Romano, una de las visitas que hicimos en nuestro tercer día en Roma.
El Coliseo Romano en todo su esplendor. ©Nimman

¿Cómo llegar al Coliseo?

Para llegar al Coliseo, nosotros optamos por la opción del metro. Como ya sabéis si habéis leído los preparativos para viajar a Roma, esta ciudad cuenta con dos líneas de metro. En nuestro caso, tuvimos que hacer un transbordo en Termini para agarrar la línea B y dirigirnos hasta la parada de metro Colosseo desde la cual llegarás rápidamente hasta el Coliseo.

A parte del metro, también podrás llegar hasta este lugar mediante las siguientes líneas de autobús: C3, 60, 81, 85, 87, 175, 628. En este sentido, dependiendo de tu ubicación con una búsqueda en Google Maps o mediante la utilización de Moovit podrás encontrar la mejor opción para llegar al Coliseo.

Comprar las entradas para el Coliseo

En este tercer día en Roma, contábamos con poder entrar en el interior del Coliseo para visitarlo. Si bien para los Museos Vaticanos habíamos sido previsores y comprado las entradas con su debida antelación. Éste no fue el caso para el Coliseo Romano y lo lamentamos ya que ante la gran fila para comprar las entradas en pleno mes de julio optamos por no entrar.

No sabemos si era normal o no, pero para comprar una entrada en el momento teníamos que estar más de dos horas bajo el sol, lo cual teniendo en cuenta que no viajábamos solos no era una opción viable. Así que, no seáis como nosotros y comprad las entradas al Coliseo con anticipación mediante la página oficial.

Horario de verano: De 10h30 a 17h30.

Horario de invierno: De 10h30 a 16h30.

Entrada Coliseo Romano, Foro Romano y Palatino: 16,00€ (19$USD; 400$MXN). A este precio hay que sumarle 2€ en concepto de derecho de reserva que se aplica a todas las entradas vendidas en línea.

Entrada reducida: 2€ (2.20$USD; 50$MXN). Consultad condiciones en la página oficial.

Nuestra experiencia en el Coliseo

No vamos a engañar a nadie, el hecho de no poder entrar y visitar el Coliseo fue como un jarro de agua fría en este nuestro tercer día en Roma. Una pequeña decepción de la cual nos sentimos responsables por no haber reservado con mayor antelación. Dicho esto, siempre hay que dejarse cosas por hacer para volver con más ganas a visitar la ciudad.

Aún así, ya por fuera el Coliseo impresiona mucho. No solo porque se trata de una estructura arquitectónica brutal. Sino que también, cuando piensas que éste ha sido construido hace casi 2000 años es imposible no emocionarse.

Tras saber que no íbamos a poder entrar, estuvimos durante un buen rato paseando por las inmediaciones sobretodo disfrutando del momento que es lo más importante.

Eso sí, hay que decir que había demasiada gente y es que estando en julio es algo normal y que debes esperarte si viajas durante el verano. Aunque, teniendo en cuenta todo el tema de la pandemia, no sabemos cómo sera esto de viajar en el futuro y si cambiara alguna cosa.

Basílica de San Sebastián de las Catacumbas

Jardín de la Basílica de San Sebastían de las Catacumbas, uno de los lugares que visitar si estás 3 días en Roma.
Jardín de la Basílica de San Sebastián de las Catacumbas. ©Nimman

Tras nuestro «fracaso» en el Coliseo, decidimos seguir por un camino al azar en alguna dirección en la que pudiéramos tener unas buenas vistas del Foro Romano. No conseguimos encontrar unas vistas decentes porque todo está vallado. Sin embargo, descubrimos la Basílica de San Sebastián de las Catacumbas o San Sebastián Extramuros.

Se trata de una pequeña iglesia construida en el siglo IV dedicada a San Sebastián. No teníamos para nada previsto visitar esta iglesia y, por eso, hay que salirse de lo planeado. Para poder descubrir auténticas joyas como esta pequeña iglesia.

Mientras curioseábamos por fuera, salió una persona muy amable a ofrecernos una visita guiada por el lugar y aceptamos. Nos explicó toda la historia de la iglesia, la cual nos pareció súper interesante y nos invitó a pasar a los jardines del convento que se encuentra justo al lado. Un jardín con unas vistas privilegiadas del Coliseo desde las alturas.

¡Toda una joyita que os recomendamos si os encontráis cerca!

Foro Romano

Tras esta preciosa visita, continuamos camino hacia el Foro Romano para verlo por fuera ya que con toda la gente que había y el calor que hacía decidimos no hacer esta visita. Como hemos dicho anteriormente, siempre hay que dejarse algo que ver ya que Roma es una ciudad con tantas cosas que hacer que verlo todo en un solo viaje es imposible.

Aún sin haber entrado, ya desde fuera se puede ver un poco que el Foro Romano bien merece una visita si te gusta la arqueología y te interesa el imperio romano. En este sentido, en el Foro Romano podrás vislumbrar una de las zonas más importantes de toda Roma durante el Imperio Romano.

Asimismo, la visita al Foro Romano se incluye en la misma entrada que el Coliseo y el Monte Palatino por lo que si ya tienes la entrada al Coliseo, es casi obligatorio también visitar el Foro Romano.

En nuestra opinión, para sacarle el máximo provecho a toda esta zona lo ideal sería hacer una visita guiada. En caso que no nos guste ese tipo de visitas, al menos tener algún libro o acceso a internet para poder empaparte al máximo del lugar en el que estás.

#NimmanTip Si te pasa como a nosotros, en vez de hacer la cola en el Coliseo, ves al Foro Romano a comprar las entradas ya que suele haber muchísima menos cola para comprar las entradas en el mismo día.

foro romano
Foro Romano y de fondo el Monumento Nazionale a Vittorio Emanuelle II. ©Nimman

Campo di Fiore

Tras nuestro paseo por el exterior del Foro Romano, seguimos camino en dirección a nuestra siguiente parada en este tercer día en Roma: el Campo di Fiore.

Antes de llegar, pasamos por el impresionante Monumento Nazionale a Vittorio Emanuelle II, el cual también se conoce como el Altar de la Patria. Este monumento que se hizo en honor al primer rey de la Italia unificada también alberga la tumba al soldado desconocido. Si queréis tener unas buenas vistas de Roma, puede ser una buena opción subir hasta su mirador.

Tras tomar las fotos de rigor en el antes mencionado monumento, caminamos por las estrechas calles de los barrios de Sant’Angelo y Regola. Dos barrios en los que callejeamos y de los cuales solo podemos mencionar cosas positivas. Y es que Roma no solo enamora por su historia sino que también tiene un súper buen ambiente y es una delicia pasear por sus barrios.

En cuento al Campo di Fiore, se trata de una plaza en la cual cada mañana hay un mercado de frutas y de verduras y que por las noches se llena de terrazas para tomar algo. Lo curioso de esta plaza es que era el lugar en el cual se realizaban las ejecuciones públicas. Un detalle más que curioso y que nos demuestra de nuevo que estamos en una ciudad con una amplia historia.

El mercado en el Campo di Fiore, una de las visitas que hicimos en nuestro tercer día en Roma.
Mercado en el Campo di Fiore. ©Nimman

Tarde perfecta en nuestro tercer día en Roma, visitando el barrio del Trastevere

Tras pasar un rato en Campo di Fiore, decidimos parar a comer en la famosa Osteria da Fortunata, un restaurante muy conocido en Roma con una pasta magnífica. De hecho, lo hemos incluido en nuestros restaurantes recomendados de Roma (Próximamente).

Basílica de Santa María en Trastevere

Después de comer, nos dirigimos hacia el famoso barrio de Trastevere, uno de los lugares que teníamos en la lista en este tercer día en Roma. Así, cruzamos el río Tiber por el puente Sisto para llegar a dicho barrio y dirigirnos directamente hasta la Basílica de Santa Maria en Trastevere, uno de los lugares que visitar en Roma.

Esta basílica construida en el siglo III (ahí es nada), aunque renovada posteriormente entre los años 1130 y 1143, es una de las joyas que visitar en el Trastevere. Tanto desde el exterior ya que se trata de una basílica preciosa como en su interior ya que su ábside es una obra de arte digna de ser contemplada durante horas.

Si te encuentras por el Trastevere, no dudes ni un segundo en acercarte hasta esta basílica.

Callejeando en el Trastevere

centro trastevere
Plaza en el Trastevere. ©Nimman

Tras todo el tute que llevábamos en este tercer día en Roma, dedicamos el resto de la tarde y del día en callejear por el Trastevere. Y es que este barrio es uno de los más pintorescos de Roma. Calles empedradas en las que se respira aún un cierto aroma a pueblo que la convierte en un lugar muy acogedor.

Además de lo anterior, también nos encontramos con algunos puestos callejeros que vendían pulseras y muchas cosas más. Así que, sobretodo nos dedicamos a pasear y disfrutar de la tarde.

Para acabar este tercer día en Roma, nada mejor que sentarse en una terraza, beberse un Aperol Spritz y disfrutar de ver la gente pasar. Somos unos afortunados de poder viajar y ser consciente de ellos nos hace estar muy agradecidos de estos pequeños momentos.

Antes de volver al Airbnb, decidimos pasar por unas pizzas a Dar Poeta, una de las pizzerías más famosas del Trastevere, las cuales estaban buenas pero no nos acabaron convenciendo del todo. Habrá que volver para darles otra oportunidad.

Roma A4 1
Mapa ilustrado de nuestro día en Roma. ©Maps by Nimman

¡Hasta aquí nuestro relato de esta escapada! Además de este tercer día en Roma, nos quedaba uno más el cual dedicamos a pasear por el centro, visitando las zonas que más nos habían gustado. Asimismo, hicimos alguna que otra compra pero, en definitiva, fue un día de paseo y de relax.

Si te ha gustado este post, la mejor forma de hacérnoslo saber es a través de un comentario o siguiéndonos en nuestras RRSS. Si quieres seguir leyendo sobre Roma, no te pierdas nuestro post en el que hablamos sobre los 10 lugares que visitar en Roma que consideramos imprescindibles. Aquí nos despedimos y…

¡Hasta el próximo viaje!


Warning: sprintf(): Too few arguments in /home/u673504123/domains/nimmantravel.com/public_html/wp-content/themes/wpzoom-derive/comments.php on line 82

Deja tu comentario, nos dará mucho gusto leerte

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.